Cerrar

986 223 195 | 667 543 423   Facebook  Twitter  YouTube  Google 

Accede a tu Zona Privada  
Juan Leyva

Bibliotecas > Biblioteca > Alfabeto



A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | Ñ | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z


Ver documentos

 ALFABETO


Probablemente seguiríamos hoy viviendo en cavernas si los hombres y las mujeres no hubiesen aprendido a transmitir a sus hijos los conocimientos que habían adquirido en su corta y azarosa vida. Hoy día sabríamos muy poco de nuestros primitivos antecesores si no hubiesen dejado sus inscripciones en piedras, cerámicas, metales, madera y papel. Por eso, junto la rueda, el fuego o la agricultura, la invención de la escritura es uno de los hechos más trascendentales de la historia de la humanidad ya que con la escritura se hizo posible la comunicación a distancia, tanto en el espacio como en el tiempo.  


Los primeros códigos de escritura aparecieron entre el V y IV milenio a.C.,en Egipto, Mesopotamia y China.Parece que la escritura nació con fines prácticos –llevar las cuentas, registrar el número de objetos que se poseía, etcétera – en las ricas y pobladas ciudades de Mesopotamia, bajo la forma de pictogramas. 


La escritura pictográfica (o “escritura pintada”) representa por medio de dibujos los objetos que así lo permiten, por ejemplo, el dibujo de un sol significa la palabra “sol”. Otra variante son los sistemas ideográficos que emplean la combinación de varios pictogramas para representar lo que no se puede dibujar, como las ideas y los verbos de significación abstracta. Así si se combinan los pictogramas chinos sol y árbol representan la palabra del punto cardinal Este. 


Los primeros sistemas de escritura son de carácter pictográfico, ideográfico o una combinación de los dos. Entre éstos están la escritura cuneiforme de los babilonios y los asirios, la escritura jeroglífica de los egipcios, los símbolos de la escritura china, japonesa y los pictogramas de los mayas. 


Lo que distingue a tales sistemas de un silabario o de un alfabeto es que en éstos el signo deja de representar un objeto o una idea y pasa a representar un sonido.                              


En Egipto y Mesopotamia, las primitivas escrituras eran pictográficas, pero luego fueron cambiando y los signos dejaron de ser representación del objeto dibujado o de una idea que a él se vinculara para expresar, en cambio, el sonido de la palabra correspondiente a ese objeto. (Como si, por ejemplo, en castellano para escribir soledad o soldado, empezáramos por representar el símbolo del “sol”). 


En Mesopotamia, se ubican diferentes culturas con un rasgo en común: su escritura sobre tablillas de arcilla. En Mesopotamia no había ni piedra ni madera, salvo la de la palmera, que es de mala calidad. En cambio abundaba la arcilla, que proporcionó un material barato para la escritura, de buena duración manipulación.


La palabra "cuneiforme" procede del latín cuneus que significa cuña o ranura. Se sabe que los sumerios descubrieron la escritura ideográfica y que, con el paso del tiempo y mediante el uso de tablillas de arcilla como material para la escritura y de estiletes de caña como lápices, se fue transformando en la llamada escritura cuneiforme Las primeras tablillas eran pictográficas, y llevan la fecha de 3300 años antes de nuestra era. Hacia el año 2500, aprox., estos signos se habían convertido en signos cuneiformes abstractos y se usaban en toda la extensión del territorio para escribir la lengua sumeria, que usarían también los imperios babilonio y asirio.  

                                                   


Algo semejante ocurrió en Egipto. La originalidad y complejidad de esta escritura se deben a que esta constituida por tres clases de signos: pictogramas (dibujos estilizados que representan cosas o seres) e ideogramas (combinaciones de de signos que representan ideas); fonogramas (signos que representan sonidos) y finalmente signos determinativos, que permitían saber qué categoría de cosas o seres eran representados. 


Jeroglíficos egipcios

 Los jeroglíficos y signos cuneiformes representaban sonidos complejos, equivalentes, en el mejor de los casos, a nuestras sílabas. Quedaba pues, un gran progreso a realizar: reducir el número de signos a los estrictamente indispensables para representar los sonidos más simples. El empleo de los signos fonéticos fue el invento creador de la verdadera escritura. Esto fue obra de los fenicios, pueblo comerciante de Oriente, que hacia el año -1000 inventó el primer alfabeto, del que, a través de griegos y romanos, deriva el nuestro. Su comercio marítimo facilitó intercambiar y transmitir cultura por todo el Mediterráneo, desde Chipre hasta España, pasando por Grecia e Italia. Hacia el año 1200 antes de J.C crean el primer alfabeto fonético, compuesto por veintidós signos o letras, todas consonantes. Las vocales no estaban representadas, pero se pronunciaban, por lo que este primer alfabeto es llamado silábico. 


Los griegos que lo adoptaron hacia el año 800 a C, añadieron la representación de vocales y regularizaron la escritura de izquierda a derecha. En la primitiva escritura griega se utilizaban solamente letras mayúsculas; posteriormente se introdujeron las minúsculas El alfabeto griego se difundió por todo el mundo mediterráneo y de él surgen otras escrituras como la romana. Como consecuencia de las conquistas del pueblo romano y de la difusión del latín, su alfabeto se convirtió en el básico de todas las lenguas europeas occidentales. 


El alfabeto simplificó el aprendizaje de la escritura y permitió a la mayoría de las clases sociales acceder a la cultura, pues supone una gran reducción de signos con respecto a las demás escrituras, ya que la silábica constaba de cerca de 90 símbolos, la cuneiforme de 700 y la china cerca de varios miles de símbolos.