Cerrar

986 223 195 | 667 543 423   Facebook  Twitter  YouTube  Google 

Accede a tu Zona Privada  
Facebook  Twitter  YouTube  Google 
 
Noticias > > Blancanieves, el nuevo planeta enano

Blancanieves, el nuevo planeta enano


Hace unas semanas, una misión de NASA mostraba la existencia de un planeta en torno a dos soles, y lo bautizaba Tatooine como homenaje a la ficción de "La Guerra de las Galaxias". Ahora un nuevo cuerpo transneptuniano en nuestro Sistema Solar se convierte en "Blancanieves" en la nota de prensa de los descubridores, astrofísicos del Caltech.

 

En el Instituto Tecnológico de California (Caltech), el equipo de Mike Brown es famoso por haber descubierto los más grandes cuerpos del cinturón de Kuiper, una región de nuestro Sistema Solar más allá de la órbita de Neptuno, donde orbitan planetas enanos como Plutón, Haumea, Makemake, Eris... En 2007 descubrieron uno nuevo, al que se la ha asignado el nombre de catálogo 2007 OR10, pero que ya todos conocen como Blancanieves. Lo cierto es que la mitad de su superficie está cubierta por hielo de agua, posiblemente surgida a través de volcanes en una época temprana de ese mundo. No solo eso, informan, porque tiene una capa de metano, el resto de una atmósfera que se ha ido escapando debido a que la gravedad no es capaz de mantener una envoltura gaseosa más densa.

 

En la nota de prensa se explica que el trabajo de observación y análisis ha sido precisamente la tesis doctoral de Meg Schwamb, algo conveniente de ser reseñado, en un campo científico en el que el trabajo es casi siempre de equipo y en el que la labor de los estudiantes es enorme. Por ejemplo, este equipo está analizando 400 posibles objetos, para que nos hagamos una idea de la complejidad y lo abrumador de la tarea.

 

Blancanieves tiene aproximadamente la mitad de tamaño de Plutón, no es de los más grandes de esta familia de objetos que están en una región del Sistema Solar rica en cuerpos que, además, mantienen composición y otras características menos alteradas a lo largo de estos 4.500 millones de años desde su formación, lo que los hace diferentes de los planetas del interior de nuestro sistema, donde se han producido más cambios, debido principalmente a la energía que llega del Sol. Por ejemplo, muchos de estos mundos tienen un contenido en hielo bastante algo, se acercan a lo que los núcleos cometarios contienen y, por lo tanto, estudiarlos es muy interesante para conocer, también, el origen de esta amplia familia del Sol.

 

Por cierto, que realmente deberíamos tener en cuenta que muchos de estos cuerpos ya podrían haber sido considerados, justamente, como otras Blancanieves. No deja de ser entonces casi un chiste obligado que sean los planetas enanos los que tienen más nieve (blanca) de todo el Sistema Solar.

 

 

MARTA BARRERAS MARTINEZ - 1º INDUSTRIALES









Marketing online