Cerrar

986 223 195 | 667 543 423   Facebook  Twitter  YouTube  Google 

Accede a tu Zona Privada  
Juan Leyva

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | Ñ | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z


Ver documentos

VOLTA


 

Alessandro Volta, o Conde Alessandro Giuseppe Antonio Anastasio Volta,físico y pionero en los estudios de la electricidad, nació en Como, Lombardía, Italia, el 18 de febrero de 1745, en el seno de una familia de nobles. A los siete años falleció el padre y la familia tuvo que hacerse cargo de su educación. Desde muy temprano se interesó en la Física y a pesar del deseo de su familia de que estudiara una carrera jurídica, él se las ingenió para estudiar ciencias.


En 1773 Volta contrajo matrimonio con Teresa Peregrini, con la que tuvo tres hijos. Al año siguiente pasó a ser profesor de Física de la Royal School de Como.


En 1775 inventó el electróforo, dispositivo con el que podía producir corriente estática; en 1778, interesado por la composición de los gases, descubrió y aisló el gas metano. Ese descubrimiento le abre las puertas de la fama dentro de la comunidad científica de la época y le da la oportunidad de conocer y relacionarse con otros científicos. Un año después lo nombran catedrático de física experimental de la Universidad de Pavia.


En 1780 Luigi Galvani, científico y profesor de anatomía de la Universidad de Bolonia, en Italia, descubrió que al conectar dos metales diferentes en el muslo de una rana, se generaba una pequeña corriente eléctrica que se podía medir. Cuando en 1791 se publicaron los resultados de sus experimentos para obtener “electricidad animal”, Volta se propuso encontrar otras alternativas que le permitieran obtener electricidad sin utilizar tejido animal.


A partir de 1794 comenzó a experimentar con diferentes tipos de metales en sustitución de los tejidos orgánicos y en 1800 descubrió que colocando dos metales diferentes, de forma separada, dentro de un vaso conteniendo salmuera (agua y sal), se generaba igualmente electricidad.


Mediante las múltiples pruebas que realizó pudo determinar que los metales más apropiados para esa función eran el zinc y la plata (que posteriormente sustituiría por cobre). El siguiente paso fue experimentar lo qué ocurriría si conectaba varios vasos entre sí. Debido a que con salmuera líquida era engorroso realizar esos experimentos, ideó la alternativa de impregnar cartón con la salmuera, sustituyendo posteriormente ese material por un paño empapado igualmente en salmuera, emparedándolo entre los dos metales, para formar una celda. De esa manera pudo unir varias entre sí, colocándolas unas encima de las otras, hasta formar una batería de celdas conectadas en serie.


El límite de celdas que se podían conectar unas encima de las otras formando una conexión eléctrica en serie, lo determinaba solamente el peso que las mismas ejercían sobre los paños humedecidos, que si se comprimían en exceso provocaba el derrame del líquido. No obstante, colocando las celdas de esa forma Volta logró producir una tensión o voltaje lo suficientemente elevado como para producir un “shock” eléctrico (calambrazo o corrientazo). Había inventado así la batería eléctrica en su forma más elemental, a partir de la pila que llevaría su nombre. Al mismo tiempo esta experiencia práctica le permitió desarrollar la teoría de la “serie de tensiones”.


El 20 de marzo de ese mismo año comunicó por escrito los resultados de su descubrimiento a la Royal London Society, de Inglaterra y el 2 de noviembre de 1801 el Instituto Nacional de Ciencias de Francia le otorgó su más alto galardón: la “Medalla de Oro al Mérito Científico”. A partir de ese descubrimiento su fama se extendió por toda Europa.


En 1801 Volta tuvo ocasión también de mostrar su invento en París, al mismísimo emperador Napoleón Bonaparte, quien lo apoyó para que continuara realizando experimentos y le otorgó el título de conde y senador del Reino de Lombardía.


Volta, que dedicó toda su vida al estudio de la electricidad, falleció a la edad de 82 años, el 5 de mayo de 1827, rodeado de lujos, en su ciudad natal de Como. En su honor, en 1881, se acordó internacionalmente designar con el nombre de “volt” a la unidad de medida de la tensión eléctrica o voltaje y representarla gráficamente por medio de la letra (V).