Cerrar

986 223 195 | 667 543 423   Facebook  Twitter  YouTube  Google 

Accede a tu Zona Privada  
Juan Leyva
Noticias > > La similitud de la densidad atmosférica de Marte con la actual de la Tierra fue mayor en el pasado

La similitud de la densidad atmosférica de Marte con la actual de la Tierra fue mayor en el pasado


La atmósfera de Marte tiene menos del 1 por ciento de la densidad de la atmósfera terrestre. Ésta es una de las razones por las que el agua líquidacubre gran parte de nuestro planeta, pero no puede existir en el planeta rojo. Cada vez hay más evidencias de que el agua líquida abundó en la superficie del Marte primigenio, y eso ha llevado a los científicos a intensificar sus estudios sobre la densidadde la atmósfera marciana de hace miles de millones de años. No es una tarea fácil. De hecho, es muy difícil determinar incluso la presión atmosférica terrestre de aquellos tiempos.

 

El profesor Josef Dufek, del Instituto Tecnológico de Georgia(Georgia Tech) en Atlanta, Estados Unidos, está intentando averiguar más detalles acerca de las condiciones atmosféricas marcianas del pasado remoto, valiéndose de análisis de antiguas erupciones volcánicas así como de observaciones de la superficie marciana hechas in situ por el vehículo robótico Spirit.

 

Los últimos resultados en esta línea de investigación ofrecen más pruebas de que el planeta rojo estuvo saturado de agua al principio de su historia, y que su atmósfera era considerablemente más densa, al menos 20 veces más de lo que es hoy.

 

La primera pista clave investigada por Dufek fue un fragmento de roca expulsado hacia la atmósfera marciana durante una erupción volcánica en Marte hace unos 3.500 millones de años.

 

Este pedrusco aterrizó en el sedimento volcánico, y después de la solidificación reposó en el mismo lugar hasta ser encontrado allí hace pocos años.

 

Una herramienta crucial para Dufek fue el robot Spirit, que llegó a ese lugar en 2007 y captó a corta distancia una imagen del fragmento incrustado. Dufek y sus colaboradores de la Universidad de California en Berkeley recibieron suficientes datos para determinar el tamaño, forma y profundidad de la depresión de impacto.

 

Dufek y su equipo recurrieron a los experimentos de laboratorio para crear sus propias depresiones de impacto. Prepararon lechos de arena utilizando granos del mismo tamaño que los observados por el robot Spirit. El equipo de investigación impulsó partículas de diferentes materiales (vidrio, roca y acero) a diferentes velocidades, contra lechos de arena seca, húmeda y empapada de agua, y comparó las depresiones de impacto obtenidas en el laboratorio con la existente en ese punto de Marte.

 

A través de estos experimentos y variando la velocidad de propulsión, el equipo de Dufek obtuvo una concordancia delatadora entre la depresión de impacto marciana y la recreación de ésta en el laboratorio. Se determinó que las partículas en el laboratorio debían golpear la arena a una velocidad menor a 40 metros por segundo para obtenerse profundidades similares de penetración. Para que algo pueda moverse a través de la atmósfera de Marte a esa velocidad como máximo, la presión atmosférica tendría que haber sido como mínimo 20 veces mayor que la existente hoy en día, lo que sugiere que el antiguo Marte debió poseer una atmósfera mucho más densa que la actual.

 

Los resultados de este estudio concuerdan pues con la lista creciente de evidencias de que en el pasado Marte fue un mundo bastante más parecido a la Tierra de lo que es hoy.

 

 

MARTA BARRERAS MARTINEZ - 1º INDUSTRIALES