Cerrar

986 223 195 | 667 543 423   Facebook  Twitter  YouTube  Google 

Accede a tu Zona Privada  
Facebook  Twitter  YouTube  Google 
 
Noticias > > Hacia la redefinición del kilogramo

Hacia la redefinición del kilogramo


El Sistema Internacional de Unidades es el sistema de medidas más ampliamente usado para el comercio y la ciencia. Lo integran siete unidades básicas (metro, kilogramo, segundo, kelvin, amperio, mol y candela). Lo ideal sería que no variaran con el tiempo y fueran reproducibles universalmente, lo cual requiere de definiciones basadas en constantes fundamentales de la naturaleza. El kilogramo es la única unidad que todavía está definida por un artefacto físico.


Una nueva investigación constituye un paso importante hacia el cambio de la definición internacional del kilogramo, que actualmente se basa en el peso del patrón universal del kilogramo, un objeto cuyo peso equivale a un kilo exacto, hecho de platino e iridio y que se custodia en Paris. Hoy por hoy, el kilogramo se define pues por lo que pesa ese singular y carismático objeto.


En Octubre de 2011, la Conferencia General de Pesos y Medidas acordó que el kilogramo debía ser redefinido en términos de la Constante de Planck. Se decidió, no obstante, postergar la decisión final hasta que hubiera suficientes datos fiables y precisos para decidir el valor exacto con arreglo a la Constante de Planck.


El equipo de Ian Robinson, del Laboratorio Nacional de Física, en el Reino Unido, ha ideado un modo por el que se puede lograr determinar el valor con la fiabilidad y el grado de precisión requeridos. Los investigadores también han llevado a cabo un análisis extenso de posibles incertidumbres que pueden surgir durante la experimentación.


Esta investigación por sí sola no basta, pero si es avalada por los resultados de los experimentos que sean efectuados a partir de ahora por otras instituciones usando las técnicas y la tecnología descritas en este nuevo estudio, la comunidad científica podrá afrontar con la precisión, fiabilidad y consenso necesarios el reto de cambiar el modo en que la civilización humana mide la masa, aunque a efectos cotidianos prácticos todo siga igual. Eso podría suceder tan pronto como en el 2014.



MARTA BARRERAS MARTINEZ - 1º INDUSTRIALES









Marketing online