Cerrar

986 223 195 | 667 543 423   Facebook  Twitter  YouTube  Google 

Accede a tu Zona Privada  
Facebook  Twitter  YouTube  Google 
 
Noticias > > El Presupuesto de 2013 supondrá un ajuste duro de empleo público

El Presupuesto de 2013 supondrá un ajuste duro de empleo público


El Ejecutivo de Mariano Rajoy percibe que cuatro meses y medio en el poder y un amplio paquete de reformas de calado en los principales sectores no han sido suficientes para calmar a los mercados y conseguir recuperar la confianza en España. Por ello, ya trabaja en nuevas medidas que, "aunque dolorosas, a la larga vendrán bien", reconocen en el PP. "Dolorosa" será la reforma del sector público que se plasmará en los Presupuestos Generales del Estado de 2013, en los que ya está trabajando el Gobierno.

 

La pretensión del Ejecutivo es reducir el peso del gasto público desde el 55% del PIB actual hasta el 35% en 2015, tal y como se recoge en el Plan de Estabilidad remitido recientemente a Bruselas. "Hay que pensar en el medio y en el largo plazo", apuntan en Génova, y el Gobierno trabaja para aligerar al máximo la estructura de la Administración pública.

 

"Va a haber desempleo público", sostienen, ya que se trabaja para la eliminación de empresas públicas y fundaciones "que no sirven para nada" más que para generar gasto en sedes y personal. Hay casos de áreas de la estructura gubernamental que han multiplicado su plantilla por cinco, un modelo que se pretende erradicar. Fuentes populares apuntan que la bajada de salarios en el sector público, que han adoptado comunidades como Cataluña y Andalucía, es una medida coyuntural pero con un impacto limitado en el gasto público, por lo que la reforma ha de ser en profundidad y orientada a la reducción definitiva de efectivos.

 

"No queda más remedio"

 

En el PP no se aventuran a dar cifras de supresión de empleos y remiten al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. "A nadie le gusta que desaparezcan estructuras, es una operación compleja pero no queda más remedio". En cualquier caso, el proceso será selectivo porque "hay que saber dónde cortar". El Gobierno confía en que esta disminución del empleo público se compense con un mayor peso del sector privado. La Administración emplea en España a 2.690.099 personas.

 

El Gobierno ya dio un primer paso en marzo pasado con la supresión de 27 de las 142 empresas de titularidad pública, sobre las que cuelga una deuda de 60.000 millones de euros. Esta tendencia va a continuar tanto en la administración central como en las comunidades y ayuntamientos, después de que la reforma laboral de febrero les abriera la puerta para aprobar expedientes de regulación de empleo si se constata una insuficiencia persistente de ingresos públicos.

 

Además, el anterior Gobierno ya acordó un plan con las comunidades para que estas suprimieran 515 entes públicos, pero hasta ahora la ejecución ha sido muy escasa. El Ejecutivo actual quiere dar un impulso a este plan en los próximos meses.

 


CAROLA SOUTELO CHARLE, 1º ADE









Marketing online