Cerrar

986 223 195 | 667 543 423   Facebook  Twitter  YouTube  Google 

Accede a tu Zona Privada  
Facebook  Twitter  YouTube  Google 
 
Noticias > > El Ibex cierra su semana negra salvando in extremis el soporte de los 6.000 puntos

El Ibex cierra su semana negra salvando in extremis el soporte de los 6.000 puntos


Lo que mal empieza, mal acaba. El Ibex 35 cerró ayer la jornada con una bajada del 0,41% y logró mantener a duras penas el soporte psicológico de los 6.000 puntos. Y eso que, a solo media hora del cierre de la sesión, el descalabro parecía inevitable: el selectivo madrileño perdía un 1,5% arrastrado por los malos datos de paro de EE.UU. y las caídas de los parqués internacionales.

 

Sin embargo, un último sprint sirvió para mantener la delgada línea roja de los 6.000, alivio que no consigue mitigar el amargo sabor de otra semana para olvidar, la peor desde el comienzo de agosto de 2011, cuando la tormenta de deuda europea vivía lo más crudo de su crudo invierno veraniego. El Ibex, que ha cedido un 7,3% en estos cinco días, está instalado en mínimos desde abril de 2003.En lo que va de año, la Bolsa española cae ya un 29,2%

 

La prima de riesgo también volvió ayer a marcar sus máximos históricos en la era euro. Durante la jornada llegó a dispararse hasta los 547 puntos básicos, aunque finalmente acabó relajándose y al cierre de los mercados marcaba 536, solo tres menos que el tope de 539 del miércoles. En todo caso, una cifra inquietante que está 42 puntos por encima de la que marcaba al cierre del pasado viernes. En cinco días, el diferencial del bono español con el alemán se ha disparado casi un 8%. En el último mes, el incremento es de casi un 24% y se dispara más de un 40% desde enero. La rentabilidad de nuestro bono marca un 6,5%, cerca del insostenible 7% que los mercados señalan como límite de un posible rescate financiero.

 

Los mercados parecen inmersos en una espiral de desconfianza, a pesar de los esfuerzos diplomáticos llevados a cabo por el Gobierno español y los mensajes de apoyo a España de la canciller alemana, Ángela Merkel. El tibio papel del BCE en la tormenta financiera, la articulación del mecanismo para apuntalar a Bankia y la incertidumbre política en Grecia siguen provocando estragos. Como apuntaba ayer Luis de Guindos, España y Europa se la juegan en las próximas semanas. La clave es si los mercados, que reaccionan por minutos, tendrán paciencia para esperar tanto tiempo.

 

CAROLA SOUTELO CHARLE, 1ºADE









Marketing online