Cerrar

986 223 195 | 667 543 423   Facebook  Twitter  YouTube  Google 

Accede a tu Zona Privada  
Facebook  Twitter  YouTube  Google 
 
Noticias > > El Gobierno encarga a KPMG, Deloitte, Ernst & Young y PwC el segundo examen a la banca española

El Gobierno encarga a KPMG, Deloitte, Ernst & Young y PwC el segundo examen a la banca española


Las cuatro grandes auditoras del país —KPMG, Deloitte, Ernst & Young y PwC— han sido contratadas por el Banco de España, a instancias del Ministerio de Economía, para evaluar la cartera crediticia de bancos y cajas españoles y aflorar la morosidad hasta ahora oculta, según ha podido saber ABC. El resultado del examen debe estar disponible antes del 31 de julio, según los planes iniciales de Moncloa, aunque podría conocerse antes.

 

El propio ministro de Economía, Luis de Guindos, anunció el pasado jueves que en un mes —esto es, a final de junio— se conocerán las necesidades de financiación de la banca española. Solo 15 días antes se conocerán los resultados del primer test de estrés, encargado a las consultoras Roland Berger y Oliver Wyman. Economía tenía pensado dar un margen mayor de tiempo a estas cuatro auditoras para completar su evaluación, pero las circunstancias le han obligado a apurar todos los plazos.

 

El objetivo de Moncloa es lanzar un mensaje rotundo de transparencia sobre el verdadero estado de salud del mapa financiero del país, ahora mismo en el centro de las sospechas de los inversores internacionales. Ni las dos reformas financieras aprobadas en los últimos meses, que exigen más saneamientos, han conseguido hasta ahora despejarlas.

Examen en profundidad

 

Como fuere, este segundo análisis —que no ha sido bien recibido por los banqueros del país— será más exhaustivo que el que deben realizar las firmas alemana y estadounidense. En concreto, y como detalló De Guindos en el mes de mayo, tendrán que determinar cómo las entidades calculan el deterioro de sus créditos y cómo los provisionan. Eso les obliga a mirar entidad por entidad y práctimente crédito por crédito.

 

De hecho, y por la carga de trabajo que supone esa tarea, el Gobierno ha decidido finalmente encargársela a cuatro compañías y no a tres, tal y como estaba previsto. De Guindos avanzó el pasado 21 de mayo que se contratarían para ese examen a tres auditoras.

 

En un principio se pensó en recurrir de nuevo a firmas extranjeras para evitar conflictos de intereses. Para no incurrir en ellos y poder al mismo tiempo contratar a empresas españolas, ninguna de esas cuatro firmas podrá analizar a ningún banco o caja al que actualmente ya audite sus cuentas. Y es que KPMG, Deloitte, PwC y Ernst & Young son las auditoras contratadas por casi todas las entidades del país para que año tras año certifiquen sus números.

 

CAROLA SOUTELO CHARLE, 1ºADE









Marketing online