Cerrar

986 223 195 | 667 543 423   Facebook  Twitter  YouTube  Google 

Accede a tu Zona Privada  
Facebook  Twitter  YouTube  Google 
 
Noticias > > El Gobierno dice haber hecho

El Gobierno dice haber hecho


Aunque España tiene pendientes muchas reformas, el Gobierno señaló el lunes que el país ya ha hecho "todo lo que estaba en su mano" en una nueva llamada de atención a Bruselas, que sigue mirando hacia otro lado. Alemania sigue llevando la batuta y mantiene el statu quo en Europa, donde el BCE tampoco actúa porque sus estatutos no contemplan algunas de las soluciones a la crisis. ¿Quién debe arreglar España?

 

El país tratade demostrar que puede financiarse en los mercados en un contexto en que el rendimiento de la deuda se acerca a los niveles que empujaron a otras naciones al rescate internacional. Ayer, la prima de riesgo ya cruzó la línea roja de los 500 puntos básicos.

 

"La caída de España es, probablemente, la más grande que podría suceder en la Eurozona", apunta en Londres el economista jefe de Hermes Fund Managment, en declaraciones que recoge Bloomberg. "A menos que haya una rápida y sustancial mejora de la competitividad subyacente de España, en la próxima ronda el apoyo de los gobiernos de la Eurozona tendrá que ir más allá de los países actualmente en el radar de los inversores".

 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, señaló hace unos días que España se enfrenta al riesgo de perder el acceso a los mercados de deuda. Por eso, ayer pidió a la Unión Europea que dé un mensaje "claro y contundente" en defensa del euro y de la sostenibilidad de las deudas públicas de todos los países que comparten la moneda única.

 

No obstante, no precisó quién lo debía emitir, y dejó claro que no se ha hablado en las últimas horas ni de intervención de España, ni de ningún tipo de ayudas.

 

Y es que, desde el Gobierno español se piensa que el rumbo de las medias que está adoptando el Ejecutivo "es el correcto", por lo que, ante la imposibilidad de hacer más, es a la UE a quien le toca actuar ahora.

 

En la misma línea se expresó el pasado lunes el ministro de Economía, Luis de Guindos, al señalar que España ya ha hecho "todo lo que estaba en su mano" para estabilizar la economía, con ajustes presupuestarios y reformas en el mercado de trabajo y el sector financiero. Acto seguido, reclamó a la Eurozona "cooperación" con el fin de hacer frente a la crisis.

 

"Es en España, una vez más, donde se desarrolla el juego de la confianza", apunta por su parte Sebastian Paris Horvitz, jefe de estrategia de mercado de HSBC. "Es necesario que alguien le dé al interruptor para poner fin a la espiral negativa actual, dada la presión sobre España".


Todos miran al BCE

 

¿Ahora bien, quien debe salir al rescate de España? ¿Qué puede hacer la Unión Europea al respecto? ¿Puede -debe- el fondo de rescate europeo servir para salvar a la banca, sin que ello implique un rescate a España entera?

 

"La combinación de unos datos macro débiles, la preocupación por la parálisis política en Grecia y la necesidad de apoyar el sector bancario español, están disparando la aversión al riesgo". "En nuestra opinión, el BCE parece ser el único organismo capaz de detener la crisis actual", apunta Paris Horvitz.

 

¿Quién puede ayudar a ganar tiempo y relajar la presión sobre España mientras el país sanea sus cuentas públicas y concluye la reforma del sector financiero? Todo parece apuntar a que el destino de España está en manos del organismo que preside Mario Draghi.

 

"No hay duda de que si el BCE interviniera, España tendría más tiempo", afirma Alberto Matellán, director de estrategia y macroeconomía de Inverseguros. En noviembre, el BCE ya consiguió reducir los altos rendimientos al salir en auxilio de los países periféricos. No solo compró deuda de las naciones más castigadas sino que, además, convocó dos megasubastas en diciembre y febrero a tres años, en la que, en conjunto, prestó más de un millón de euros.

 

Precisamente, hoy mismo, el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, ha reclamado una "reacción" del Banco Central Europeo (BCE) para frenar la especulación en el actual contexto económico.

 

Aunque por ahora acumula nueve semanas sin adquirir deuda en el mercado y no hay otro préstamo a tres años a la vista, la mayor parte de lo analistas piensan que la institución es la única con capacidad para poner fin a la tensión.

 

Juan Ramón Caridad, director en España de Swiss&Global, no descarta que la entidad intervenga en favor de España una vez haya analizado el balance de los bancos españoles".


 

CAROLA SOUTELO CHARLE, 1º ADE









Marketing online