Cerrar

986 223 195 | 667 543 423   Facebook  Twitter  YouTube  Google 

Accede a tu Zona Privada  
Juan Leyva
Noticias > > Dos idiomas pueden coexistir de manera estable en una misma sociedad

Dos idiomas pueden coexistir de manera estable en una misma sociedad


Un equipo de físicos y matemáticos ha demostrado que es errónea la teoría de que dos idiomas no pueden coexistir por mucho tiempo en una sociedad y de que el bilingüismo es una situación inherentemente inestable.

 

El estudio refuta una investigación anterior cuya conclusión eraque uno de los dos idiomas, inevitablemente, se extinguiría.

 

En el análisis del patrón de las poblaciones de habla castellana, la lengua más comúnmente hablada en España, y el gallego,una lengua hablada en Galicia, comunidad autónoma del noroeste de España, los investigadores, de la Universidad de Santiago de Compostela, han utilizado modelos matemáticos para demostrar que los niveles de bilingüismo en una población estable pueden llevar a una sólida coexistencia de los dos idiomas.

 

Los modelos más antiguos sólo tomaban en consideración el número de hablantes de cada idioma y el estatus relativo de cada lengua, con la conclusión final de que la lengua dominante se impondría sobre las más débiles; el debilitamiento del galés es a menudo citado como un ejemplo de esto.

 

Los autores del nuevo estudio usaron datos históricos para demostrar cómo se puede predecir que una lengua seguirá existiendo, al incorporar también en el cálculo una representación matemática de las similitudes entre los idiomas y el número de personas bilingües.

 

Si una fracción importante de la población es bilingüe en dos lenguas relativamente similares, no parece haber ninguna razón para creer que el idioma dominante acabará inevitablemente imponiéndose sobre los más débiles.

 

El equipo de Jorge Mira Pérez ha llegado a la conclusión de que si los estatus de ambas lenguas están bien equilibrados, una similitud de alrededor del 40 por ciento puede ser suficiente para que convivan los dos idiomas. Si no existiera ese equilibrio, un mayor grado de similitud (por encima del 75 por ciento, dependiendo de los valores del estatus) sería necesario para que la lengua más débil pudiera persistir.

 

 

MARTA BARRERAS MARTINEZ - 1º INDUSTRIALES