Cerrar

986 223 195 | 667 543 423   Facebook  Twitter  YouTube  Google 

Accede a tu Zona Privada  
Juan Leyva
Noticias > Noticias Generales > Activación de defensas en vegetales mediante el sentido del tacto

Activación de defensas en vegetales mediante el sentido del tacto


Un nuevo estudio ha revelado que bastantes vegetales son capaces de valerse de su sentido del tacto para protegerse contra algunas amenazas. Cuando estas plantas notan que las están tocando, asumen, y suele ser cierto, que se trata de insectos herbívoros u otras amenazas parecidas. Su reacción consiste en activar ciertas defensas químicas que las ayudan a protegerse de insectos y hongos.


 

En el estudio se ha comprobado que tocar mucho a una planta haceque ésta se ponga en guardia y eleve sus niveles de defensas químicas.


El equipo de Wassim Chehab, del Departamento de Bioquímica y Biología Celular de la Universidad Rice, en Houston, Texas, ya sabía por estudios anteriores que los vegetales modifican su crecimiento en reacción al tacto, pero ignoraba el alcance total de la respuesta.


En la nueva investigación se utilizó como planta modelo a la Arabidopsis thaliana, común en estudios sobre vegetales, para verificar la idea de que la alteración en el crecimiento inducida por el tacto era regulada por una hormona vegetal llamada jasmonato.


El jasmonato desempeña un papel crítico en la activación de las defensas de los vegetales contra insectos herbívoros. Cuando aumentan los niveles de jasmonato, la planta incrementa la producción de metabolitos que provocan problemas digestivos a los herbívoros. Las defensas del jasmonato, que también protegen contra algunas infecciones por hongos, son empleadas por casi todos los vegetales, incluyendo a especies como el arroz, el maíz y el tomate. Este estudio brinda la primera evidencia de que estas defensas se activan cuando las plantas son tocadas. En el estudio, eran alumnos universitarios los que tocaban a las plantas en un laboratorio, pero los investigadores asumen que esta misma respuesta es la que habrían tenido estas plantas si hubieran sido tocadas por animales, incluyendo a insectos, y probablemente también por el viento.


Las plantas no pueden moverse, así que tiene su lógica evolutiva que posean un sentido del tacto muy desarrollado para poder reaccionar con rapidez ante cambios en su entorno, tal como razona Janet Braam, del equipo de investigación y catedrática del citado departamento de la Universidad Rice. En un experimento de una investigación anterior, ella y sus colegas usaron herramientas de la biotecnología para producir una planta que brillaba en los lugares en que era tocada. También mostraron que las plantas de Arabidopsis que eran tocadas muy a menudo, crecían mucho menos y más despacio.


En este nuevo trabajo, se ha comprobado que el jasmonato interviene en esta respuesta de crecimiento en la Arabidopsis. Se ha verificado también que las plantas que son tocadas repetidamente, tienen niveles altos de jasmonato, y por tanto son más resistentes a los ataques de hongos e insectos.


Las plantas no basan su producción de jasmonato sólo en el sentido del tacto, sino también en otras señales, pero el sentido del tacto ejerce un papel muy importante.


En la investigación también han trabajado Chen Yao, Zachary Henderson y Se Kim, de la Universidad Rice.



MARTA BARRERAS MARTINEZ - 1º INDUSTRIALES