Cerrar

986 223 195 | 667 543 423   Facebook  Twitter  YouTube  Google 

Accede a tu Zona Privada  
Facebook  Twitter  YouTube  Google 
 
Noticias > > ¿Qué es una agencia de "rating"?

¿Qué es una agencia de "rating"?


Se habla a menudo de las agencias de notación y de su influencia en la economía. Moody's, Standard & Poor's o Fitch, pero ¿qué son y qué hacen?

 

Desde el inicio de la crisis, se ha hablado con frecuencia sobre el rating, las agencias de notación y su notable influencia en los mercados. Han recibido muchos nombres diferentes, agencias de riesgo, de calificación, de rating, pero a menudo su labor no queda clara.


¿Qué son las agencias de notación?

 

Las agencias de notación son organismos encargados de evaluar la solidez financiera de un Estado o de una empresa, calificando a cada uno con una nota concreta según una escala preestablecida. Según esta nota, las agencias determinan sus previsiones sobre la capacidad de pago de las deudas adquiridas por una empresa o Estado.

 

El principal objetivo de estas calificaciones es ofrecer al inversor una base sobre la cual orientarse a la hora de comprar productos financieros, especialmente acciones y bonos de deuda. Esta información resulta de gran utilidad al inversor para conocer el riesgo que existe de perder su dinero cuando adquiere un determinado producto financiero.

 

Las agencias de rating surgen a principios del siglo pasado, ligadas a la evaluación de las obligaciones de las compañías de ferrocarriles en Estados Unidos. A mediados de siglo, comenzaron a crecer de forma importante de la mano del desarrollo de los mercados financieros internacionales. Actualmente, las principales agencias de calificación son Moody's, Standard & Poor's y Fitch

 

¿En qué consiste el rating?

 

El rating es una escala de calificaciones que se elabora después de analizar varios aspectos de una empresa o un Estado. Las principales agencias utilizan un sistema similar a las del sistema educativo anglosajón basándose en letras, que van desde la AAA, para la mayor calificación, a la C, en el caso de Moody´s, o la D, en el caso de Standard & Poors y Fitch, para la nota más baja.

 

Las agencias de notaciones insisten en que las calificaciones no son más que previsiones sobre la solvencia de los diferentes organismos, aunque a menudo determinan el comportamiento financiero de las empresas analizadas. En este sentido, se considera que aquellos que tengan la máxima calificación tienen pocas probabilidades de entrar en suspensión de pagos, sea cual sea su situación financiera, ya que el mercado confiará en ese producto. La reciente quiebra de empresas con la máxima calificación, como Lehman Brothers, ha hecho tambalear esta creencia.


¿Cómo funcionan las agencias de notación?

 

Las agencias de notación tienen un funcionamiento complejo, tal y como describe Stéfhanie Capdeville, responsable de Relaciones Institucionales para Cataluña de AIS, en la revista Compromiso Empresarial. Así, las agencias de notación tienen que ocuparse de evaluar diferentes aspectos de la empresa, entre los que destacan:

 

La solvencia de la empresa

La política de Recursos Humanos

Las relaciones con sus clientes y proveedores

La responsabilidad social de la empresa

 

En el trabajo diario de las agencias de notación son además fundamentales los analistas, quienes se encargarán de evaluar una empresa, un sector, un país o el comportamiento mundial. Los consumidores de toda esta información, es decir, los clientes directos de las agencias, serán los inversores y las gestoras de fondos de inversión.


La agencias de calificación bajo sospecha

 

La crisis económica actual ha puesto en entredicho la labor de las agencias de calificación y la rigurosidad de sus notas. En este sentido, uno de los casos más controvertidos fue el de Bernard Madoff, considerado uno de los mayores estafadores de las últimas décadas gracias a su sistema piramidal, cuya empresa tenía una triple A concedida por la agencia Standard & Poors'. Una situación similar se vivió con Lehman Brothers, cuyos activos también tenían la máxima calificación antes de la quiebra de la empresa.

 

A pesar de que estos fallos en la calificación ha hecho perder credibilidad a las agencias de notación, éstas siguen teniendo una gran influencia en los mercados. La reciente rebaja en la puntuación de la deuda española por parte de Standard & Poors llevó a una caída estrepitosa del Ibex 35.


 

CAROLA SOUTELO CHARLE, 1ºADE

 

 

 









Marketing online